Cómo mejorar la dermatitis de cuero cabelludo con los champús Essabó: Parte I

Caspa, dermatitis seborréica, picores, eccema, caída de cabello… Los problemas capilares son cada vez más habituales en nuestra sociedad.

El uso de productos inadecuados con sustancias nocivas para nuestra salud como los sulfatos etoxilados, los conservantes agresivos, las siliconas y aceites minerales, y decenas de ingredientes que se usan en nuestros cosméticos, tienen efectos negativos sobre nuestra salud y, por lo tanto, sobre la de nuestro cuero cabelludo.

En esta nueva entrada del blog vamos a contaros un poquito más por qué vuestro cuero cabelludo puede desarrollar esta dolencia y cómo podemos solucionarlo:

 

Ingredientes que contribuyen al desarrollo de la dermatitis

 1.- Los que arrasan con tu sebo natural

Las siliconas son unas sustancias que permiten que nuestro cabello luzca brillante y con las puntas selladas, ya que rellenan nuestra cutícula capilar (nuestro cabello es como un tubo recubierto de tejas que se abren y se cierran según las condiciones atmosféricas y de cuidado, como las piñas de los pinos) y hacen que nuestro pelo parezca sano, esté suave y su fibra lisita.

Pero tienen un problema: al igual que sellan nuestra fibra capilar, sellan nuestro cuero cabelludo y no permiten que realice sus funciones de forma óptima.

Algunas de estas siliconas como la D4, D5 o D6 han sido incluidas en la lista REACH de sustancias preocupantes de la Unión Europea, por ser disruptoras endocrinas.

En tu champú o mascarilla las puedes encontrar bajo los nombres cyclopentasiloxane, cyclohexasiloxane o cyclotetrasiloxane.

Por su lado, los sulfatos usados en la cosmética tradicional son ingredientes muy agresivos necesarios para eliminar esas siliconas del cabello y del cuero cabelludo pero, al mismo tiempo que eliminan las siliconas, eliminan nuestro sebo natural desequilibrando nuestro manto hidrolipídico.

Así, nuestro cuero cabelludo se queda seco y sin sebo. Podrías pensar que esto es fantástico porque quiere eliminar el exceso de grasa de tu cuero cabelludo, pero lo que ocurre es que al estar seco, se descama y al estar sin grasa ¿sabes qué le pasa a tu piel cuando eliminas la grasa en exceso?

Pues que produce más sebo. Tu piel va a hacer todo lo posible para estar equilibrada, ya que es la primera barrera de defensa contra los agentes externos y va a poner todos sus recursos disponibles para reestablecer el equilibrio.

Si eliminas el sebo en exceso, tu piel redoblará los esfuerzos y producirá más sebo, por lo que el cabello no te durará limpio. Y quizá pienses ‘Si no uso este champú el pelo lo tengo sucio en un día’. Pero es todo lo contrario…

Además de esto, muchos de los sulfatos que se usan en cosmética han sido sometidos a un proceso de etoxilación para hacerlos más suaves y que no piquen los ojos cuando nos entra espuma, por ejemplo.

El problema de este proceso es que se hace usando un ingrediente cancerígeno prohibido en cosmética como es el Óxido de Etileno, catalogado como cancerígeno para los seres humanos (Grupo 1) por la IARC, un organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud centrado en el cáncer.

El producto final resultante puede contener trazas de este ingrediente cancerígeno y de 1,4 Dioxano, otro ingrediente catalogado como posible cancerígeno en humanos (Grupo 2B) por IARC.

Así, todos los ingredientes que en tu champú veas con las siglas PEG seguidas de un número o que acaben en -eth (laureth, oleth, myreth, pareth) contienen estas sustancias.

 

2.- Los que son alérgenos y provocan dermatitis

La mala prensa de los sulfatos ha hecho que de un tiempo a esta parte se hayan sustituido por unos ingredientes menos tóxicos, pero más alérgenos, como la Cocamidopropyl Betaina.

Tanto es así que fue declarado Alérgeno del año 2004 por la Sociedad Norteamericana de Dermatitis de Contacto, ya que es un surfactante muy alérgeno y que se usa ampliamente en fórmulas libres de sulfatos ¡incluso en marcas de cosmética ecológica!

Eso sí, en las marcas de cosmética bio se eliminan las impurezas causantes de estas dermatitis de contacto, como la amidoamine y la dimethylaminopropylamine.

Otro de los ingredientes más preocupantes y que más alergias y dermatitis de contacto provoca es el kathon, presente en la composición de los cosméticos bajo los nombres de methylchloroisothiazolinone, MCI y methylisothiazolinona, MI.

Estas isothiazolinonas son unos conservantes que han tomado fuerza en los productos que se anuncian como ‘sin parabenos’, pero que, en el fondo, si no se trata de cosmética natural o ecológica real certificada como Essabo, que no contiene estos ingredientes en su composición, no es más que una sustitución de un tóxico con mala prensa (los parabenos) por otros tóxicos desconocidos y, por lo tanto, sin esa mala prensa.

En definitiva, tu cuerpo y tu cuero cabelludo son los que sufren las consecuencias. Pero tranquil@, en la segunda parte de este artículo te contamos qué hacer para cuidar y tratar el cuero cabelludo con dermatitis de forma natural y sin dañarlo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.