¿Puedo usar jabón durante el embarazo?

Esta es una de las preguntas que más nos hacen nuestras clientas cuando están embarazadas.

Y la respuesta es sí. Rotundamente.

Muchos de los jabones comunes tienen un pH más alcalino que nuestros jabones artesanales ecológicos, ¡incluso algunos que dicen ser neutros!

Algunos dermatólogos desaconsejan su uso para pieles delicadas o durante el embarazo ya que incrementan el Ph de la piel que es ligeramente ácida y pueden llegar a desequilibrarla.

Pero no nuestros jabones. ¿Por qué? La diferencia entre los jabones Essabó y los que tienes en la tabla de arriba está en los ingredientes y, por supuesto, en el resultado en nuestra piel.

Mientras que nuestros jabones se elaboran de forma artesanal mediante un proceso en frío mediante la mezcla de aceites ecológicos de primera presión en frío + sosa cáustica + agua y un curado posterior en el que la sosa cáustica se elimina por completo, los anteriores están elaborados con derivados petroquímicos y muchos ingredientes sintéticos nada beneficiosos para la piel. Vamos, que no son jabones sino SinDet en pastilla.

En Jabones Beltrán somos conscientes de lo importante que es esta etapa de la vida de una mujer y de su hijo, por eso nuestros jabones contienen glicerina natural que humectan la piel y están sobreengrasados, de forma que tras su uso la piel recupera de inmediato el pH ligeramente ácido que tiene.

Es más. Nuestros jabones están enriquecidos con aceites vegetales ricos en ácidos grasos, así como aceites esenciales que actúan no solo proporcionando un aroma exquisito, sino que son antibacterianos naturales muy potentes, limpiando la piel en profundidad y reduciendo el riesgo de infecciones de forma natural.

¿Quieres saber algunos de los ingredientes que nunca debería tener tu jabón en pastilla? ¡Toma nota!:

1.- Tetrasodium Etidonatre o Tetrasodium EDTA. Es citotóxico y genotóxico. A pesar de que los niveles permitidos están muy por debajo del nivel tóxico (como todos los niveles en cosmética, pero te remitimos a nuestro post anterior para que entiendas por qué a pesar de estar muy por debajo de los umbrales es importante retirarlos de nuestra vida), este quelante es uno de los más usados en cosmética y en alimentación (E-385), sí existe una verdadera preocupación medioambiental por su relación con los metales pesados.

2.- Triethanolamine: También conocida como TEA, es uno de los ingredientes más usados en cosmética por su capacidad para equilibrar el pH, además de usarse en fragancias, y diversos estudios sugieren su carcinogeneidad.

Además con las etanolaminas ocurre algo curioso. La Unión Europea prohíbe que en un mismo producto convivan las etanolaminas con el Bronopol (2-bromo-2-nitropropano-1, 3 diol) Un componente también muy usado en cosmética por ser un antimicrobiano muy activo. A pesar de que ambos están permitidos, al juntarse las aminas de uno con los nitratos del otro pueden causarse las llamadas nitrosaminas, que son probadas cancerígenas.

Este fue el famoso caso de las cremas retiradas de Mercadona, que contenían ambos ingredientes juntos.

Pero ¿Y si me pongo un producto con aminas y otro con Bronopol? En ese caso parece ser que la responsabilidad es del consumidor…

3.- BHA y BHT: El Butilhidroxianisol y el butilhidroxitolueno se usan como conservantes tanto en cosmética como en alimentación por su capacida antioxidante frente a las grasas (en alimentación los verás bajo los aditivos E-320 y E-321, respectivamente), y son cancerígenos para los animales, según los estudios de la IARC además de considerarse disruptores endocrinos.

4.- Benzophenone-4: Las benzofenonas (seguidas de un número) son ingredientes que se usan para proteger la piel del sol y para evitar el amarilleamiento de cabello y uñas. El problema es que son probados disruptores endocrinos que penetran en nuestro organismo e interfieren en el desarrollo de nuestras hormonas ¡imagina lo que pueden hacer durante tu embarazo!

De hecho los protectores solares con este tipo de filtros son unos de los que se han prohibido a partir del próximo año en Hawai, dado que está probada su acción letal sobre la barrera coralina.

5.- Methyl Gluceth: Todos los ingredientes terminados en -eth (como el Sodium Laureth Sulfate de los jabones y champús) han sido sometidos a un proceso de etoxilación con óxido de etileno, un carcinógeno probado clasificado como clase 1 por la IARC, la agencia de la OMS sobre el cáncer. La clase 1 es la más alta y en ella se engloban aquellos ingredientes que son probados carcinógenos para el ser humano. Por eso este ingrediente está prohibido en cosmética ¡pero no sus trazas!

Además de trazas de óxido de etileno puede haber trazas de 1,4 dioxano, otro ingrediente cancerígeno catalogado en el grupo 1B por IARC. En Essabó siempre nos preguntamos ¿Cuántas trazas hacen falta para componer un ingrediente?

6.- Parfum. Si el perfume no es natural, proviene de aceites esenciales o está certificado, no uses productos con perfume. El perfume no sólo es el aroma de una crema, sino hasta 3000 aditivos que se pueden poner como parte de una fórmula cosmética sin necesidad de declararlos en el INCI.

Ahora ya sabes que durante el embarazo puedes usar jabones en pastilla ¡pero no cualquier jabón! Apuesta por jabones ecológicos como Essabó.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.