¿Sabes cómo leer un INCI?

Hoy en el blog de Essabó os queremos hablar un poco más de cómo tenemos que leer correctamente un INCI.

Ya os hablamos en otro post sobre el etiquetado de un cosmético, pero hoy nos queremos centrar en la lista de ingredientes de nuestros cosméticos y cómo hemos de leerlos correctamente para saber si un cosmético lleva tóxicos o no.

La lista de ingredientes o INCI (que corresponde a las siglas International Nomenclature Cosmetic Ingredient) es el listado donde se recogen todos los ingredientes que lleva un cosmético.

Hay cuatro partes importantes en las que debemos fijarnos cuando miramos la composición de un ingrediente:

1. El cuerpo del INCI. Es decir, el listado concreto de todos y cada uno de los ingredientes que componen nuestro cosmético.
2. El listado de ingredientes alérgenos. La ley europea que obliga a detallar los alérgenos tanto en cosmética como en alimentación.
3. Los ingredientes ecológicos certificados.
4. La palabra parfum.

1. El cuerpo del INCI.

Es donde pone los ingredientes que hay en un cosmético y va de mayor a menor concentración de ingredientes, excepto para aquellos que se encuentren en una proporción inferior al 1%, en cuyo caso no hace falta que estén por orden. Lo ideal es que todo lo que pone lo podamos entender y que esté en latín, ya que las plantas (aceites, extractos, mantecas…) se escriben en latín o en uno de los idiomas del país donde se vende el producto.

Así, en España podemos encontrar productos con el INCI en cualquiera de las lenguas autónomas, en castellano y en inglés (solo el INCI, la descripción necesariamente ha de ir en una de las lenguas oficiales del país).

Esto nos permite saber si el claim o la descripción de un producto es una estrategia de marketing o no, si los activos de los que presume están al principio del INCI, podemos entender que esos ingredientes están en altas concentraciones. Si por el contrario están al final, esos ingredientes son anecdóticos.

Así que cuanto más latín hable tu cosmético ¡más ingredientes naturales llevará!

2. El listado de ingredientes alérgenos.

Hay determinados ingredientes que son alérgenos, es decir, que tienen más probabilidades de causar reacciones alérgicas que otros.

En alimentación son conocidos como los 14 alérgenos, entre ellos están la leche, los frutos secos, la soja, los sulfitos, el marisco, los huevos…

¿Significa esto que tomarlos es malo? En absoluto, pero son ingredientes que para determinadas personas les pueden provocar alergias o intolerancias.

En cosmética también hay ingredientes que tienen una capacidad alergénica mayor que otros y, por ese motivo, han de señalarse en la composición de un producto. En concreto la Unión Europea ha listado 26 sustancias con capacidad alergénica que han de ser declaradas en la composición de un cosmético.

Entre estos ingredientes están algunos componentes de los aceites esenciales, que puedes ver al final del INCI de nuestros jabones con dos asteriscos.

Estos compuestos proceden de los aceites esenciales, como el limonene, linalool, eugenol, citronellol, citral, benzyl benzoate, cinammal..

Así, las personas con alergia a estos compuestos, pueden saber los productos que contienen estas sustancias y evitarlas.

3. Los ingredientes ecológicos certificados:

En Essabó cuidamos al máximo no solo todo el proceso de producción de nuestros jabones, sino también su procedencia. Por eso, los ingredientes de procedencia ecológica podéis verlos señalados con un asterisco y tenemos uno de los sellos ecológicos más exigentes de la actualidad, como es el sello Bio Vida Sana.

Os contamos las ventajas de usar cosmética certificada frente a la cosmética convencional en este post.

Porque no basta con que los ingredientes sean naturales…

4. La palabra Parfum

Bajo esta palabra que a muchos os puede evocar el glamour del perfume, se esconden hasta 4.000 sustancias que las marcas de cosmética no tienen que desvelar porque forman parte del secreto profesional (las autoridades sanitarias sí han de conocerlo).

Algunas de estas sustancias son sospechosas de ser disruptores endocrinos, otras son dañinas para el medio ambiente… Podrás encontrar esta palabra (parfum, perfume, perfum) en cualquier parte del INCI.

En Essabó todos y cada uno de nuestros ingredientes están en el INCI y nuestros jabones no contienen ingredientes peligroso ni para tu salud ni para el medio ambiente.

Esas son las cuatro partes más importantes en las que debes fijarte de una composición de un cosmético.

¿Las tienes ya localizadas en tus cosméticos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.