Tipologías de champú: Parte II – Fórmula jabón champú

Tal y como os comentábamos en la pasada entrada “Tipologías de champús: Fórmula champú”, en la actualidad, existen diferentes marcas de champú sólido en el mercado. Aunque a simple vista todos parezcan iguales, su composición es bastante diferente.

Hoy, en el blog de Essabó queremos hablaros de la segunda tipología de champú sólido: la basada en jabones puros con fórmulas de jabonería tradicional. En este caso la base del jabón se obtiene mediante el proceso de saponificación de aceites (coco, oliva y palma principalmente). Posteriormente, se añaden a esta fórmula aceites o extractos con propiedades suavizantes o hidratantes naturales para el cabello, como es el caso del aceite de argán, aceite de jojoba, neem, ortiga, miel, leche, aguacate… En este tipo de fórmulas no se incluye ningún tipo de ingrediente sintético ni tensioactivos (sea cual sea su origen).

Ahora mismo son la opción más saludable y sostenible para productos cosméticos de higiene, y la única alternativa certificable en la categoría de ecológico.

Limpian a la vez que cuidan la piel, y en el caso del cabello, por la ausencia de ingredientes agresivos, limpian, sanean y respetan el cuero cabelludo, recuperando su equilibrio y evitando irritaciones, picores, escamaciones, caspa o dermatitis seborreica.

En cuanto a impacto medioambiental, si son formulaciones de jabones ecológicos (con más de un 95% de ingredientes procedentes de cultivo bio), son también la opción más compatible con el medio ambiente pues las aguas de lavado son biodegradables y no generan impacto negativo en la naturaleza, siendo totalmente sostenibles.

A nivel práctico, son también la opción más funcional pues un jabón champú puede hacerse servir de manera 100% segura tanto para el pelo, como para uso facial y corporal, inclusive para las pieles más sensibles. Además, el pelo dura limpio mucho más tiempo. En otro artículo de nuestro Blog Essabó explicaremos con más detalle las ventajas de estos jabones champú en sus tres vertientes (funcional, saludable y sostenible). No obstante, estos jabones tienen una particularidad que hay que conocer y saber explicar, ya que puede ser que de primeras no te dejen el pelo igual de suave y brillante que una fórmula champú (ya sea líquida o sólida).

Con este tipo de formulación de jabones champú es posible que el pelo necesite nuevamente una fase de adaptación (incluso aunque el pelo ya esté acostumbrado a utilizar fórmulas de champú natural, tanto líquido como sólido). El jabón limpia muy en profundidad y la ausencia de ingredientes tensioactivos, siliconas, polímeros, entre otros, puede hacer que algunos cabellos no queden como se espere en los primeros lavados. Puede notarse sensación de pelo apelmazado o aspereza.

Es por ello que se habla de que el pelo necesita un proceso de adaptación o desintoxicación de los ingredientes comentados anteriormente, y esto  depende según personas-cabellos. Puede no llegar a ser necesario y que desde el primer lavado tu pelo esté limpio, sano y bonito, o puede que se necesiten días o semanas para conseguir la sensación de suavidad y brillo. En nuestro Blog tenemos un post muy instructivo en el que os explicamos mejor en qué consiste este proceso detox y os damos consejos para suavizar el pelo de manera natural durante este proceso.

Por último, en cuanto a estas dos tipologías de champú, en ambos casos también es importante diferenciar si se tratan de fórmulas convencionales o certificadas; y si están certificadas, si la certificación es natural o ecológica. En la primera opción de fórmulas champús, de las que os hablamos en el anterior post, la certificación solo puede llegar a natural, ya que los tensioactivos que contienen, por suaves que sean, no hacen el jabón certificable como ecológico. En la segunda opción de fórmulas de jabón champú, podemos encontrar en el mercado marcas con las tres categorías: convencional sin certificado, certificado natural o certificado ecológico.  Desde luego, la apuesta más saludable y sostenible es siempre un producto con certificado ecológico, pues garantiza que los ingredientes provienen de cultivo ecológico (>95%).

En cuanto a las texturas, las fórmulas de champú sólido suelen ser más pastosas y blandas que los jabones champú, por lo que tienden a deshacerse en pedacitos y duran algo menos pues son más solubles en agua. Los jabones son más sólidos y consistentes, por lo que suelen durar más lavados que los primeros. Aun así, en ambos casos es muy importante conservar el jabón seco entre uso y uso (que escurra bien la jabonera o recipiente).

Y en relación a la espuma, las fórmulas de champú suelen ser muy espumantes debido a los tensioactivos usados, que normalmente son también espumantes, sumado además a las propiedades de los ingredientes utilizados. En cambio, en los jabones champú el hecho de que un jabón haga más espuma o menos depende únicamente de los aceites utilizados. El aceite de coco genera abundante y cremosa espuma de manera natural, pero por el contrario, jabones con mayoría de aceite de oliva o aceite de girasol apenas generan espuma. Aun así, aunque haya poca espuma el jabón limpia de manera efectiva igualmente.

En concreto, nuestro JABÓN CHAMPÚ ESSABÓ ECO es una fórmula basada 100% en jabonería tradicional, fabricado artesanalmente y con certificación ecológica Bio.Inspecta.

Utilizamos aceite de coco ecológico como base y enriquecemos el jabón con ingredientes orgánicos de argán, jojoba, miel, canela, leche y aloe vera, junto con aceites esenciales de eucalipto, canela y naranja.

Estos ingredientes suavizantes ayudan a que esta fórmula basada en jabón sea más compatible y suavizante con el cabello. Aun así, es un jabón especialmente recomendado para cabellos con tendencia grasa y cabellos cortos. A este tipo de cabellos les va muy bien. Al resto de cabellos, a algunos les ha ido igualmente muy bien y a otros no tanto de primeras, necesitando entonces un proceso de adaptación. Cada persona y cada cabello es un mundo, y es por ello que no puede funcionar igual de bien para todos.

No obstante, en Jabones Beltrán estamos ya en fase de desarrollo de otra fórmula más enfocada a cabellos secos, para intentar así satisfacer las necesidades del mayor número posible de tipos de cabello. Os mantendremos informados.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.