El falso “jabón” de manos líquido

Os explicamos cuáles son los ingredientes básicos de un jabón natural, y cómo diferenciarlo de un falso jabón líquido.

Utilizamos la palabra genérica “jabón para denominar a cualquier producto que sirva para limpiar, ya sea las manos, un gel de ducha, detergentes, fregasuelos… Pero es un error pues si nos fijamos en la composición, estos productos de limpieza no tienen absolutamente NADA que ver con el jabón natural tradicional de toda la vida. En el anterior post ¿Qué ingredientes necesita un jabón?  os explicamos estas diferencias  respecto a los otros productos “falsos jabón” y cómo detectarlas en el etiquetado.

Los habituales productos cosméticos líquidos de limpieza, como el jabón de manos o gel de ducha que comentábamos, no dejan de ser detergentes para uso corporal, con una composición basada en tensioactivos y mezclas de ingredientes sintéticos y/o etoxilados.

Estos ingrediente químicos «base» vienen identificados en el etiquetado como: sodium laureth sulfate, sodium lauryl sulfate y cocamidopropyl betaine (el más suave). Los aditivos que incluyen para aumentar su apariencia y eficacia pueden ser: EDTA, propylparaben,  magnesium chloride… Los conservantes antimicrobianos como el “kathon” vienen así identificados: methylisothiazolinone, methylchloroisothiazolinone, benzisothiazolinone, entre otros.

A efectos medioambientales, estos ingredientes presentan una biodegradabilidad muchísimo menor que cualquier jabón producido mediante saponificación. Además, a diferencia del jabón, estos ingredientes tienen asociados pictogramas que alertan precauciones en su manipulación.

Como mucho, algunas veces estos productos lo que hacen es añadir/diluir un pequeño porcentaje de auténtico jabón en su fórmula para poder de esta manera hacer green marketing y venderlo como jabón natural, asociándolo así a todos los beneficios de éste. Se podrá encontrar este ingrediente (jabón) en su composición así: sodium cocoate, sodium olivate, potassium palmitate o bien potassium palm kernelate, entre otros, pero veréis como efectivamente, si está en la composición, se encuentra en un porcentaje pequeño, pues aparecerá en la parte final del listado de ingredientes (Todos los ingredientes del inci de un cosmético van ordenados de mayor a menor concentración). Puedes leer más sobre la composición y etiquetado de un producto cosmético en el post ¿Qué nos dice el etiquetado cosmético?.

Nuestros jabones Essabó son jabones artesanales de verdad, con una composición natural del más alto nivel a base de aceites vegetales enriquecidos con principios activos de importante valor cosmético y con 0% de ingredientes de origen sintético. Si buscas un producto que limpie tu piel pero que además sea saludable para tu piel y el medio ambiente no lo dudes, huye de los “jabones” líquidos y geles y apuesta por el jabón tradicional de toda la vida en pastilla.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.