¿Mis productos capilares llevan siliconas?

Gran cantidad de productos capilares que se encuentran en el mercado vienen cargados de siliconas. Sin embargo, si no nos fijamos en el INCI (composición) de los productos, es muy difícil identificarlos. Por ello, en el post de hoy, queremos daros las claves para que seáis capaces de reconocerlas.

En primer lugar, deberías saber que puedes encontrar dos tipos de siliconas en el mercado:

1.- Las siliconas antiguas (también llamadas siliconas pesadas). Las encontrarás fácilmente en la lista de ingredientes porque acaban en -cone o -cona (como cyclodimethicone o D4, dimethicone, dimethicona) y en -xane (como cyclopentasiloxane, cicloheptasiloxane…, las famosas D4, D5 y D6).

Entre sus características, deberíamos destacar el hecho de que no son hidrosolubles y necesitan espumantes fuertes para eliminarlas del cabello, como el sodium laureth sulfate (en otro post explicaremos por qué son agresivos y deberías dejar de usarlos ya mismo).

Ahora sabemos que la D4 y D5 son disruptores endocrinos, es decir, que interfieren en el correcto funcionamiento de nuestras hormonas, y que actúan en dosis más bajas del tope permitido por la Unión Europea, por lo que aunque siempre las encontremos en los límites legales siguen siendo tóxicas.

Además también son tóxicas para el medio ambiente ya que no son biodegradables y persistentes en la naturaleza.

2.- Las Siliconas de nueva generación o hidrosolubles (las conocerás por sus siglas PEG- seguidas de un número, o con el nombre Polyquaternium– seguido de un número.

Si bien no requieren de sulfatos agresivos para ser retiradas y son menos persistentes, también son tóxicas,  ya que contienen trazas de 1,4 dioxano y óxido de etileno, dos ingredientes considerados como cancerígenos por la Agencia Internacional del Cáncer, un organismo dependiente de la OMS centrado en estudios sobre el cáncer.

Para eliminar las siliconas de nuestra higiene diaria, es de vital importancia apostar por productos naturales que no las introduzcan en sus fórmulas. Un ejemplo de ello es el champú sólido Essabó. Un producto multifuncional y zero waste que además de cuidar del cuero cabelludo, con una sola pastilla de jabón, deja cubierta la higiene diaria de toda la familia.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • No hay productos en el carrito.